¿Qué tiene de positivo el 15-M desde un enfoque libertario?

LaHaine 

En contestación a los artículos publicados en la Haine:

– ¿Qué interés tiene el sistema con Democracia Real Ya?
http://www.lahaine.org/index.php?blog=2&p=53805
– ¿Qué está pasando?
www.lahaine.org/index.php?blog=2&p=53809
– Movimiento 15M o Democracia Real Ya: Otra Estrategia de Control
www.lahaine.org/index.php?blog=2&p=53806

Considerando siempre que mantener cuidado intenso en la búsqueda de posibles conspiraciones manipulativas y que debemos seguir así, con “la guardia alta” al respecto, para que este movimiento no se tergiverse, veo con estupor que en estos casos mencionados por el momento se hallan explicaciones de tono más visceral y llenas de dudas que razonables y fundadas. En definitiva los tres se apoyan en una única tesis: tanta difusión es porque hay intereses detrás. Es bueno entonces que le demos vueltas a esta idea.

1º En uno de los artículos se dice que detrás de esto debe andar la oposición, el PP (aquí supongo que entra el tópico de dividir a la izquierda) y en otro que debe andar el PSOE (el rollo de que así se aumenta la expectativa electoral y la gente que se suele movilizar, mayoritariamente de “izquierdas”, va a ejercer “voto útil”), sugiero que ambos autores primeramente se pongan de acuerdo en si es el PP o el PSOE, y si creen que beneficia a ambos que se encuentren un nuevo argumento.

Da igual, en caso de que creamos que puede ser uno, otro, o ambos me remito primeramente al punto 4º del manifiesto de Democracia Real Ya:

– La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE. Creo que queda bastante clara y especificada la cosa.

Segundo. Quienes hemos estado con la gente que se está movilizando en Salamanca en la acampada ahora y hemos escuchado a la que recientemente se aunó en plataformas surgidas con un cariz y en un contexto más cercanos a estas protestas como son “No les Votes”, “Estado de Malestar” o la misma “Democracia Real Ya”, sabemos que se trata de gente de multitud de orígenes, tanto es así que proponen absolutamente de todo: no votar, votar nulo, votar a no-partidos… con tal de oponerse firmemente a los dos partidos mayoritarios, es uno de los poquitos puntos claros de acuerdo, de modo que sería bueno que buscásemos las causas en otro lado. Además creo que precisamente el variopinto carácter de propuestas de cara a estas elecciones habla de que, por inverosímil que le parezca a mucha gente, estos movimientos surgen independientemente de los grupos que existían con anterioridad, ya fueran partidos, sindicatos, asociaciones, grupos de interés, movimientos sociales (Ej. antiglobalización)… y es que no se de qué nos extrañamos, bastante se ha tardado, lamentablemente nos hemos tenido que esperar a que los recortes sociales provocados por la inyección de liquidez al mercado hace dos años nos empezaran a pegar duro para proponer cambios en el “Status Quo” mantenido por PP y PSOE hasta el momento, proponiendo alternativas más o menos acertadas al respecto.

2º Busquemos otros orígenes para la conspiración pues, tal vez la razón esté en la política internacional, es decir, en aquello que debe hacerse para mantener los mercados especulativos internacionales. Tal vez interesa así debilitar al estado español, poniendo a parir sólo a l@s polític@s profesionales de modo “políticamente correcto”, como se ha hecho siempre en este país, así perdemos fuerza frente a los poderes económicos a los que debemos apuntar más a menudo, y por eso se le da difusión, eso sería mucho más plausible ¿no creéis?

a) De todos modos, eso no estigmatizaría al movimiento que puede estar bien en sí, sino a la campaña mediática. Además creo que pueden caer en un error dándole difusión, como sociólogo pienso que crear precedentes de movimientos sociales puede ser algo que resulte lucrativo a corto plazo pero el hecho de que se ensolidezca el capital social puede costarle muy caro al sistema económico-político a medio y largo plazo, y creo que además los poderes fácticos lo saben bien pero no lo pueden parar.

b) Además esto no es así dentro del movimiento, porque buena parte de las personas que lo secundan demandan un refuerzo del Estado de Bienestar, garante de una serie de derechos que se están sintiendo vulnerados. Se mencionan una y otra vez la reforma laboral, las pensiones, la falta de becas y retraso de pagos varios… Aquí me remito a los tres primeros puntos del manifiesto:

1.- Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.

2.- Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.

3- El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.

Como bien sabemos, estos tres puntos nacidos en buena parte de principios ilustrados, son los que nutren la lógica del estado de bienestar. Está bien actualizada la cuestión ecológica, pero sería urgente revisar cuestiones como: “Progreso”, “desarrollo”, “bienestar” o “derecho al consumo”, supeditándolas todas siempre a la ausencia de privilegios sociales y la sostenibilidad medioambiental, y no al libre comercio como hasta ahora se hizo.

Es decir, es bueno que decrezcamos en la medida necesaria, en lugar de continuar con la misma lógica del capital, en esto es en lo que creo que debemos mantenernos con “la guardia alta” de cara a las formas de desembocar del novedoso movimiento. Pero en cualquier caso sabemos que muchas personas involucradas hablan de la defensa y potenciación del estado, cosa que echa para atrás la hipótesis del interés del mercado internacional VS el estado.

3º Y aquí viene una de las explicaciones del éxito y difusión del 15-M que tiene más sentido. El hecho de que se pidan el reforzamiento del estado de bienestar y algunas mejoras o cambios en la hegemonía dentro del sistema democrático-representativo que nos rige son mensajes que cuentan con gran aceptación entre gran parte de la población, gente que hasta ahora no luchó tan activamente. Las reivindicaciones bajo las que se aúnan son mucho más “correctas” en formato (acampada y resistencia pasiva) y contenido que las que hasta ahora se manifestaron en la calle por parte de grupos totalmente estigmatizados, y esta vez no se hacen por parte de los manidos sindicatos y partidos. En ese sentido es muy diferente de los otros movimientos que se comparan en los artículos a los que hago mención al principio que fueron censurados, omitidos o formaron parte de la desinformación total nada más surgir.

¿Porqué surge algo así justamente en estos últimos meses? Voy a decir cosas que ya sabemos, pero es importante ser conscientes del momento que vivimos, es algo que viene ocurriendo desde atrás en este estado y viene repercutiendo en mucha gente desde hace muchas décadas en otros, pero la reacción multitudinaria aquí se hizo esperar hasta este momento de ahogo más generalizado. La cosa es que hoy incluso los idearios demócratas de la transición están palpablemente colapsados, han sido frustrados objetivamente y hay reacción entre quienes no se atan al pasado de unas conquistas supuestamente superadas en los años 70. Ahora mismo incluso ser demócrata representativo de verdad y querer reforzar el estado de bienestar, cosa de la que mucha gente se ha dado cuenta al fin que no cuidan l@s socialdemócratas, es ser antisistema, es ir contra la depredación de la lógica del sistema, porque le hace perder ganancias a quienes más se lucran del mismo, aunque sólo ralentice el inevitable final del colapso ecológico-humano al que nos lleva el capitalismo, constituye una traba. El estado tal cual se pensó como ideal para encajar el capital, ya no le vale siquiera a muchos neoliberales que lo defendieron, cualquier cosa que haga prevalecer lo más mínimo el criterio social al económico es contraproducente y ahora toca pagarlo más caro en la península ibérica.

4º Como venía diciendo además, entre quienes están en las acampadas y concentraciones o las apoyan, no sólo hay gente que defiende esos puntos de vista más “políticamente correctos”, el movimiento contiene propuestas que llevamos haciendo hace años desde diversos sectores anarquistas y/o ecologistas de verdad, que prueban que se trata de un movimiento que funciona contra la lógica del sistema, se quiere cambiar de verdad, lo cual, se consiga o no, es loable, y para ello de nuevo me remito al manifiesto y dejo leer los puntos que faltan:

5.- El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.

6.- La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.

7.- Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.

8.- Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.

9.- Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.

Estos cinco puntos me parecen bastante liberadores, ayudan a despertar de la alienación de las ideologías que dominan y se promulgan desde la lógica
meritocrática, competitiva, individualista y consumista del capitalismo, apuntando a la concienciación sobre nuestro rol y potencial dentro del mismo, definitivamente no creo que ninguno de estos argumentos sea pro-sistema.

5º Recuerdo que de modo claro, al menos en Salamanca, los medios de comunicación han intentado seguir el mismo “modus operandi” que con todas aquellas otras iniciativas que amenazaban el “status quo”, y que a menudo algunas personas en medios siguen ahora mismo lanzando salvas con intención de: dividir a la gente que está dentro, tergiversar lo que pasa, silenciarlo… y para ello animo a que preguntéis su parecer a la gente que no se involucra y sabe lo que pasa sólo por medios, a la gente que se involucra y conoce y escucha lo que dicen los medios o que directamente escuchéis y leáis algunas opiniones y bajéis después a las asambleas.

Ahora bien, creo que existen varios peligros a prevenir entre quienes nos hemos movido durante años en algunas corrientes antisistema, para quienes la represión estatal, palpable en muchos aspectos, no es ninguna novedad:

– Tras tanto trabajo nos puede jorobar que ahora otra gente con otros orígenes idearios esté triunfando, en resumen, puede haber envidia. Pero no nos confundamos, muchas de estas ideas beben de lo que hemos mantenido y actualizado a través del tiempo.

– Nos podemos agarrar a rancias formas de defender ideales, a actuaciones en las que nos estancamos y lanzamos piedras contra nuestro propio tejado. Creo que debemos no querer seguir siendo el estigmatizado sector minoritario antisistema que tenía el monopolio de esto y no obtuvo éxitos. Por miedo al reformismo, tal vez no debemos actuar igual que l@s polític@s profesionales, que no admiten que ell@s ya no son l@s demócratas. Necesitamos renovar nuestras estrategias, continuar con la resistencia pasiva y las caceroladas como fórmula, con la repercusión mediática nacional e internacional, y sobre todo aprovechar para continuar con las prácticas de ejercicio asambleario horizontal que nos caracterizan. Actuar dialogando y llegando a acuerdos en multitudinarias reuniones, lograr consensos reales sin intermediari@s ni líderes para que tod@s o al menos más gente, nos demos cuenta de que no les necesitamos, si a caso nos necesitan a nosotr@s.

– Debemos resaltar y afrontar una nueva realidad. Hoy día a nuestro lado, a veces en contra de parte de la lógica capitalista, nos vamos a encontrar más a menudo a quienes quieren reforzar el estado de bienestar de verdad, a l@s demócratas que quieren una democracia representativa más justa y a quienes desean una democracia participativa.

Debilitar al estado está muy bien, ante todo si además se debilita al capital, ambas cosas sólo se pueden hacer si la gente se organiza a parte de las instituciones, si las personas de todo origen e ideas aprendemos a salir a protestar, a hacer ejercicios democráticos reales como escuchar nuestras propuestas mutuas y llegar a consensos, aprender a asociarnos, as ayudarnos… en este sentido este movimiento por entero está resultando un ejercicio democrático directo espontáneo que da una oportunidad excepcional para muchas personas que hasta ahora nunca se movieron de conocer la práctica libertaria. Gente que no supo de la verdadera capacidad represiva o manipulativa del sistema, gente que no conocía el absoluto mal funcionamiento del sistema electoral y sus engranajes… ahora pueden obtener esa información, están cerca y más abiert@s a ella que antes. Sobre todo hablamos de personas que desconocen su propio potencial y el de la colectividad, gente que no es como quienes militamos en el diverso bloque antisistema, quienes solemos leer “la Haine” o quienes escriben estos tres artículos, es hora que nosotr@s nos demostremos junto a esos otros sectores de población, que estamos curtid@s en el asamblearismo, la autoorganización y la autogestión, y que tod@s somos capaces de hacerlo. Es el momento ideal para demostrar nuestra forma de ejemplificar la primacía de lo social frente a lo económico, en lugar de sólo despotricar contra todo lo nuevo simplemente por el hecho de serlo, podemos aprovechar a compartir espacios y métodos.

¡Muy agradecido!
¡Ánimo pues!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: