[Chk García] Mercancía y Capital. Es posible su extinción (Segunda y última parte)

“Mientras que el hacer humano se realice como trabajo cuyo fin es el valor de cambio, todo el dominio del hacer queda apresado por la lógica capitalista. Mientras la mercancía no sea abolida, mientras no se extinga la diferencia entre el valor de uso y el valor de cambio; toda la producción, tiene marcada desde su cuna la condena a muerte para alimentar al Moloch del capital. Bajo la forma del valor de cambio del hacer, inclusive antes de empezarse a producir, ya se sabe que su fin es alimentar al mercado” Colectivo Nuevo Proyecto Histórico. La Organización del Precariado:Capital, Estado y Socialismo

1) Necesidad y naturaleza.

En estos momentos somos poco más de 6 mil millones de personas en el mundo (en alrededor de 205 países). Cada minuto, cada día, cada semana, cada mes, cada año, nacen más centenares de niñ@s en el mundo. Hay regiones en el mundo que estan padeciendo graves problemas sociales debido a la sobrepoblación de su territorio, tal podría ser el caso de África, China, India, Japón, etcétera. Según algunos calculos, la distribución demográfica en el mundo es de al menos 40 habitantes por kilometro cuadrado. sin embargo hay una distribución desigual de la concentración poblacional, debido al relieve, el clima, el acceso al agua, y los sistemas políticos y sociales. En este sentido, continentes como Asia y Europa presentan un alta conecentración demográfica: 73 habitantes por km2 para Europa, y 81 habitantes por km2 para Asia; mientras continentes como Oceanía registran solamente al menos 4 habitantes por km2. En este sentido, son de suponerse los lugares dónde existe mayor problemática para acceder a satisfactores básicos, como es el caso de la vivienda, la alimentación, el vestido, el trabajo, etc: en zonas altamente pobladas, particularmente las ciudades.

Las altas concentraciones poblaciones en algunas ciudades del mundo, estan originadas, como es sabido desde hace varios siglos, por ser importantes centros mercantiles e industriales, porque en ellas se realiza la vida política y social del Estado, y por el halo ideológico de los grupos dominantes que ha hecho creer que en las ciudades esta la mejor calidad de vida. No obstante, la producción de alimentos se realiza todavía en el campo. Pensamos que hay tres factores importantes que estan influyendo en la producción de alimentos:

* el cambio climático. Según reportes de la FAO, el calentamiento global producido por la contaminación ambiental incrementará la evaporación del agua de las plantas y el suelo, agravará los problemas de agua que ya padecen muchos de los países de clima más cálido (y más pobres). En algunas partes pueden propagarse plagas y enfermedades de la fauna y la flora, lo que influirá en los próximos años severamente en la agricultura y la ganadería. En algunas zonas incluso habra que modificar la temporada de siembras, el tipo de ganado a criar, el tipo de semillas a sembrar, y por supuesto las técnicas de cultivo de la tierra toda vez que en algunas zonas habra mucha lluvia, mientras que en otras pueden presentarse largas sequías. Sin embargo, para los capitalistas, el cambio climático es favorable, pues incluso la misma FAO, reconoce que los precios de alimentos van a aumentar considerablemente.

* perdida de soberanía alimentaria. Para nadie es secreto que en el mundo todavía hay grandes terratenientes que acaparan grandes zonas de gran riqueza productiva, y que, sobra decirlo, lucran con la necesidad alimenticia de miles de millones de personas. No contentos con esta situación, hay algunas empresas, como Monsanto, que desde hace varios años han venido produciendo semillas trasgénicas. Estas semillas, tienen como caracteristica principal que estan modificadas genéticamente para responder efectivamente ante algunas adversidades, como la sequía, las plagas, además de tener mayor capacidad productiva, etc. Sin embargo, dos de los principales problemas ocasionados por estas semillas son: uno, que los frutos dados por esas semillas, no son suceptibles de volver a ser sembrados, es decir, ocasiona dependencia para con los productores de las semillas transgénicas (en este caso pj. Monsanto); y dos, influyen geneticamente en la flora que circunda a los cultivos, debido a lo cual, variedades nativas estan en peligro de extinción (pj. el maiz mexicano).

* las tecnicas de cultivo. Desde que se inventara la agricultura, hace más de 5 mil años, la humanidad ha ido modificando sus técnicas de cultivo. Ello, principalmente en función del crecimiento de la población, y del medio ambiente en el que se busca sembrar. La constante siempre ha sido obtener una mayor productividad, pues del excedente que con ella se obtenga, se asegura una alimentación constante, durante todo el año, para millones de personas. Sin embargo, el principal problema de la agricultura es que disminuyen los nutrientes, se desgasta el suelo y con ello baja la productividad. Durante los años setenta del siglo pasado, en varios países del mundo se puso en marcha la Revolución Industrial Verde, que mediante abonos químicos, plaguicidas y maquinaria, intento hacer frente a la demanda del mercado mundial de alimentos. El principal problema de estas técnicas de cultivo es que ocasionan severos daños colaterales al medio ambiente e incluso a los trabajadores del campo. En este sentido, recientemente, aunque recuperando antiguas tradiciones de cultivo, la agroecología, ha venido ha plantear soluciones importantes a los retos que hoy tiene la agricultura. Sin embargo, pese a que está comprobado que por medio de técnicas agroecológicas es posible regenerar el suelo y obtener una mayor productividad, tanto los grandes capitalistas como los Estados se niegan a poner en práctica estas inovadoras técnicas, la razón es sencilla: sólo les importa la ganancia a partir de la dependencia alimenticia (hambre) de millones de personas.

Podríamos seguir analizando el proceso productivo de cada uno de los satisfactores que se necesitan para acabar con la pobreza en el mundo: vivienda, vestido, salud, educación etc. Nosotros pensamos que lo que vamos encontrar en común a todos, es precisamente que los capitalistas han acaparado y continuan acaparando (mediante el despojo y la represión) los medios de producción necesarios para producir satisfactores, pero no solamente, pues como hemos intentado hacer ver al analizar la cuestión de la alimentación, el proceso productivo capitalista no solamente genera plusvalía-pobreza sino también graves daños ambientales-humanos.

2) Educación cómo práctica de la libertad.

En escencia, el eslabón más débil de la cadena explotación-mercancía-capital-explotación, es por supuesto, el del trabajo (proceso productivo). Cuanto más autónomo, sustentable, libertario (de liberador de placer por satisfacción) y ético (en su relación con la naturaleza y la humanidad) sea el trabajo, menor posibilidad tendrá el capital de aislar a quienes se rebelen contra él, o para decirlo de otro modo, mayores posibilidades tendremos de acabar con el capitalismo. Sin embargo, no es solamente y definitivamente el trabajo explotado lo que permite la reproducción del sistema capitalista. Nosotros pensamos, como lo hemos dicho en otras ocasiones, que la cuestión de la teoría, de la ideología, es una cuestión de primera importancia toda vez que es precisamente a partir de su imposición que seguimos creyendo que el capitalismo (la ganancia, la explotación, la violencia, etc) es omnipresente, todopoderoso y eterno. Vamos a decirlo claro: para luchar contra el modo de producción hay que combatir la ideología capitalista; para luchar contra la ideología capitalista hay que combatir al modo de producción. Para luchar contra el estado hay que combatir las relaciones de obediencia dominio; para luchar contra las relaciones de obediencia dominio, hay que combatir al estado.

¿Cómo podemos combatir al mismo tiempo tanto al modo de producción como a la ideología capitalista? ¿cómo podemos combatir al mismo tiempo tanto a las relaciones de obediencia dominio como al Estado? Nosotros pensamos -igual que muchos más, que es mediante la educación. Paulo Freire, un pedagogo brasileño de la mitad del siglo pasado escribio al menos dos libros por demás interesantes sobre este tema, nos referimos a “La educación cómo práctica de la libertad” y a “Pedagogía del oprimido”. Revisemos algunos puntos fundamentales de su análisis.

a) Educación opresiva. Para que cualquier sociedad pueda existir necesita de la educación -como medio de aprehensión de la realidad pasada-presente que te es dada en el momento mismo de nacer-, sin embargo, para que una sociedad opresiva pueda mantenerse necesita de una educación que reproduzca y transmita la religión y/o la ideología dominante a partir de una memoria histórica falsa, es decir, aquella historia que es escrita por los vencedores, y por lo tanto garantice coordine, confirme y legitime las formas de explotación vigentes. Se enuncia así:

a)el educador es siempre el que educa; el educando, es el educado;
b)el educador es quien disciplina; el educando, es el disciplinado;
c)el educador es quien habla; el educando, es el que escucha;
d)el educador elige lo que se enseña; el educando, es quien recibe, sin más, lo enseñado;
e)el educador es siempre el que sabe; el educando, el que no sabe;
f)el educador es el sujeto del proceso; el educando su objeto;
g)sociedad alienante; individuos alienados.

El hombre educado de esta manera es, por tanto, un hombre adaptado, pasivo, mediocre, oprimido, que no es capaz de alterar la realidad. Por consiguiente, la sociedad en donde existe es una sociedad autoritaria, vertical, opresiva, jerarquica, violenta, etc.

b) Educación liberadora. educación como práctica de la libertad: proceso por el cual los hombres se hacen conscientes de sí mismos, conscientes de donde están, conscientes de sus actos, conscientes de su realidad; “como condición y obligación, como situación y proyecto”. Se enuncia así:

a)no más un educador del educando;
b)no más un educando del educador;
c)sino un educador-educando con un educando-educador; es decir,
d)nadie educa a nadie;
e)nadie se educa solo;
f)los hombres se educan entre sí y en relación con el mundo;
g)individuos libres, sociedades libres.

La base primordial de la educación como práctica de la libertad es el dialogo. El dialogo es pues, dice Freire, un acto humano recíproco creador y recreador que no existe sin amor, sin humildad, sin fe, sin esperanza, sin solidaridad, sin respeto, sin crítica –como negación de la realidad dada- y sin praxis. Pronunciar la palabra verdadera es transformar al mundo, “mas sí decir la palabra verdadera, que es trabajo, que es praxis, es transformar el mundo, decirla […] es derecho de todos los hombres”. El hombre educado de esta manera es, por tanto, un hombre rebelde, revolucionario, libre, que es capaz de transformar la realidad. Por consiguiente, la sociedad en donde existe es una sociedad horizontal, libre, cohesionada, etc.

En este sentido, nosotros pensamos, que la efectividad de la educación que tiene como interés consciente y decidido combatir la explotación, las relaciones de obediencia-dominio, al estado y a la ideología capitalista, debe ser practicada, en la lucha misma, es decir dentro del marco de la lucha de clases y no fuera de ella, de manera abstracta, en escuelas-burbuja alejadas de la realidad.

3) Zonas autónomas. Otra educación, otro proceso productivo, otras relaciones sociales, otra estructura social, otra cultura en proceso de construcción.

En un articulo anterior, La conquista de la libertad, hemos ya hablado sobre la importancia del territorio, y de las zonas autónomas. No vamos a volver sobre ello. Solamente decir, que iniciar o fortalecer, las zonas autónomas que se encuentran o pueden construirse en cualquier parte del mundo es de vital importancia para acabar con el capitalismo. En este sentido, la primera zona a declarar autónoma es el cuerpo propio de cada quien, para ello hemos de dejar de permitir que nos sigan humillando, que nos sigan despreciando, que nos sigan obligando a vender nuestra fuerza de trabajo. Ya lo hemos hecho o estamos en proceso de hacerlo, ahora solo resta reconocernos en los diferentes que como nosotr@s, trabajamos contra la explotación del hombre por el hombre. Visto que somos muchos y nos interesa organizarnos para liberarnos, ha llegado el momento de comenzar la expropiación de territorio: ¡capitalismo nunca más! ¡Fin de los derechos del Estado!

Tal vez uno de los aportes principales del Estado social a lo largo de varias décadas, ha sido la cuestión de la “economía planificada”: cuanto se necesita, cuanto se produce. No vamos entrar en materia, pero queremos intentar encontrar solución a un problema específico y muy general. Nosotros pensamos que al menos cuatro sextas partes de la población mundial vivimos en la pobreza es decir, no tenemos acceso a vivienda digna, ni a trabajo digno, ni a vestido, ni a alimentación balanceada, salud, etc. la pregunta es: ¿Cada quien va a trabajar por sus necesidades, o todos vamos a trabajar por acabar con la explotación y la pobreza? ¿y cómo lo vamos hacer? Alguien podria decirnos que lo más lógico es comenzar por satisfacer nuestras necesidades colectivas más urgentes, que són las que estan en nuestro entorno inmediato; sin embargo, ante problemas como el cambio climático, esa respuesta, nosotros pensamos, se queda corta ¿entonces cuando nos “ocuparemos” de hacer, juntos, como anticapitalistas, “algo” por reparar el daño que le hemos hecho a nuestro planeta? Se dirá entonces, que tenemos que iniciar la revuelta desde la vida cotidiana… nosotros decimos, si no hemos iniciado por hacerlo en nuestra vida cotidiana cómo entonces pensamos hacer a nivel histórico; luego entonces, no hay forma de evadir nuestra responsabilidad, ó cómo anticapitalistas hacemos historia, decidimos el curso de la historia, acabamos con toda forma de opresión y explotación, o nos conformamos con la vida que nos tocó vivir y cada quien que vea por si mismo como pueda… y el planeta que se muera.

Los compañeros del Colectivo Nuevo Proyecto Histórico proponen una “Red Social de Resistencia, o la Resistencia Social en Red”. Nosotros agregaríamos -mundial. La premisa es sencilla. Si dentro de los límites de nuestro territorio autónomo, sea una fábrica, un centro social, una colonia, una región, no tenemos la capacidad productiva para dar satisfacción a nuestras necesidades, se deberá básicamente a dos razones, porqué no contemos con los medios para producirlos o porqué no tengamos la técnica para realizarlos. Aquí es donde reaparece de nueva cuenta la cuestión de la educación liberadora. Sin embargo, hay otro modo, que nosotros pensamos es de gran importancia, nos referimos a la cuestión del intercambio. El intercambio cultural ha existido a travéz de millones de años. Los primeros grupos humanos, intercambiaron conocimiento (conocimiento sobre lo natural y conocimiento sobre lo histórico), es decir técnica (tecnicas de labranza, de caza, de pesca, de escritura, de gobierno, de guerra, de pintura, de música, de erotismo, de alfarería, de metalurgía, de arquitectura, etc.). A apartir de la aparición de la propiedad aparecerá entonces el intercambio de propiedades, que luego, cientos de años despúes, dara orígen al mercado y al intercambio de mercancías. Para acabar con el reino de las mercancías hemos de acabar con la propiedad privada. Para acabar con la explotación hemos de acabar con la propiedad privada de la técnica y el conocimiento. En este sentido, mucho del sentido de la división social del trabajo capitalista radica en la propiedad que determinados grupos sociales tienen respecto de alguna técnica o conocimiento en particular -de ahi los obreros especializados, o simplemente los “especialistas”. Luego entonces, si la división del trabajo determina el lugar de cada grupo en el proceso productivo, en este caso el capitalista; para acabar con el capitalismo hemos de acabar con la propiedad particular del conocimiento y la técnica, es decir, con la división social del trabajo existente.

Dice Marx: “Para producir mercancías, no basta producir valores de uso, sino que es menester producir valores de uso para otros, valores sociales (Y no para otros, pura y simplemente. El labriego de la Edad Media producía el trigo del tributo para el señor feudal y el trigo del diezmo para el cura; y, sin embargo, a pesar de producirlo para otros, ni el trigo del tributo ni el trigo del diezmo eran mercancías. Para ser mercancía, el producto ha de pasar a manos de otro, del que lo consume, por medio de un acto de cambio)” Capitulo I. El Capital.

Marx es contundente. Todo acto de intercambio es intercambio de mercancías. Sin embargo, nosotros agregaríamos: “si y sólo si los productos estan hechos a partir de un proceso productivo de explotación, para su venta y no para ser satisfactores en si mismos”. Pongamos un ejemplo. Vivienda. El problema de la vivienda es un gran problema en muchas ciudades. Prácticamente es imposible comprar una casa que reuna las circunstancias y condiciones que nosotros desearamos -es decir, son muy chicas, no tiene luz de sol, les falta suministro constante de agua, estan en un barrio “desagradable”, etc. Aun así, el precio de la vivienda es excesivamente caro. La razón no solamente es que los materiales para construirla sean caros, o que la tierra este acaparada por terratenientes, sino que su excesivo precio se debe, basicamente, a que muchos necesitan vivienda, es decir, tiene un gran aprecio social tener vivienda propia. Luego entonces, una vivienda, que esta construída para ser vendida, es una mercancía. Las mercancías sólo se realizan como valores de uso, cuando estan en manos del que las compro. La venta de vivienda es un negocio muy capitalista.

Regresemos a la cuestión de la necesidad. Si carezco de una casa, necesito de una. Sin embargo, el capitalista no necesita de una casa -tiene muchas; tampoco carece de dinero -tiene mucho; luego entonces, hay una diferencia importante, pues mientras el capitalista lo que necesita es mayor ganancia, mayor capital, nosotros de lo que requerimos es de una casa -esa es nuestra necesidad y la vivienda es el satisfactor. Si la pregunta es ¿cómo dejar de intercambiar mercancías? la respuesta es, dejando de producir -a partir de la apropiación del trabajo ajeno- para obtener ganancias (plusvalor) con la venta de lo producido. Lo cual, nosotros pensamos, es completamente distinto a “producir para vender”. Sin embargo, queda la cuestión del dinero. El dinero es una mercancía. Para que el dinero de un Estado tenga valor, éste tiene que estar respaldado con riqueza. Con el tratado de Breton Woods (luego de la segunda guerra mundial) el dólar estadounidense pasó a ser el dinero con el cual estan respaldadas la mayoría de los dineros del mundo. El dólar a su vez esta respaldado, supuestamente, en oro, que, supuestamente, esta en algún Banco de EU. Para que el intercambio de mercancías -dentro del proceso de circulación de capital, pueda realizarse ágil y efectivamente, el dinero existe, es decir, otra mercancía que sea divisible, que tenga valor de cambio, etc. etc. En la medida en que aun no hemos acabado con el capitalismo, en la medida en que nuestros proceso productivos autónomos convivven, de manera contradictoria a los procesos capitalistas, pues es claro que nuestro intercambio, que nuestro comercio, esta en franca debilidad si se sigue llevando a cabo mediante el dinero-mercancía. La razón es sencilla, aparentemente el mundo se seguira moviendo a partir de mercancías: “como relaciones materiales entre personas y relaciones sociales entre cosas”.

4) Otra moneda.

Nosotros pensamos que hacer circular nuestras propias monedas puede ser de gran ayuda para combatir el capitalismo. En primer lugar, nuestra moneda no tendría caracter acumulativo, es decir, acapararla no serviría de nada, toda vez que no tendría valor en si mismo. Además de que por supuesto, no estaría respaldada en oro, sino en trabajo. En segundo lugar, no habría problema si hay mucha o poca moneda, e incluso no importaría si las monedas o billetes fueran falsificados, la característica principal de esta nueva moneda, sería precisamente dejar de generar ganancia, pero tener posibilidad con ella de adquirir cualquier satisfactor. Vayamos de nueva cuenta a otro ejemplo. En la ruta de transporte de autobuses de nuestra zona autónoma, hemos acordado que de ahora en adelante vamos a pagar el pasaje con nuestra nueva moneda. Pagamos por un servicio, por un valor de uso -transportarnos. El chofer, al hacer su trabajo, no tendría ganancia. Sin embargo, para satisfacer sus necesidades, como parte de nuestra zona autónoma, él tendría derecho de intercambiar las nuevas monedas por satisfactores: por ejemplo, comida y gasolina. A su vez, los vendedores de comida podrían intercambiar las nuevas monedas por otros satisfactores y así sucesivamente.

La cuestión parece sencilla, sin embargo, para tener independencia total del Estado y el capital, hemos de recuperar la posesión de los medios de producción y el conocimiento técnico para producirlos. Visto de esta manera, comerciar con otras zonas autónomas del mundo, no solamente es necesario, sino inaplazable, toda vez que será a partir de estas relaciones sociales, que será posible, algún día, desaparecer las fronteras, el estado y por supuesto, el capital.

5) Conclusión.

La extinción del Mercado y del Capital, son posibles a partir de:

a) El establecimiento de zonas autónomas en todo el mundo. Recuperación de los medios de producción.
b) La socialización mundial del conocimiento y la técnica a partir de la educación como práctica de la libertad.
c) La producción de satisfactores urgentes de la población de nuestras zonas autónomas: vivienda, vestido, alimentación, salud, etc. a partir de la autogestión. (Cómo trabajo libertario que produce placer y solventa necesidades)
d) El intercambio -mundial, autónomo, de satisfactores. Cualquiera que estos sean. A partir de la puesta en circulación de otra moneda.
e) La autodefensa.
f) La práctica de relaciones afectivas (amor, respeto, apoyo mutuo, solidaridad, cariño, etc.). La construcción de una estructura social horizontal. La producción y la reproducción de cultura.

El debate está abierto. Se aceptan críticas, comentarios, propuestas.

México, Enero 2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: