Valoración de la campaña del año pasado en apoyo a la huelga de Amadeu Casellas

Valoración sobre la huelga de Amadeu Casellas desde junio 2008 hasta setiembre 2008
Texto escrito por compañeros de Amadeu del suroeste ibérico

——————————————————————————–
No dudamos que habrá quien se pregunte sobre la idoneidad de ponerse en estos momentos a realizar análisis tardíos sobre una huelga de hambre acontecida hace casi un año y su consecuente campaña de propaganda y acción. Ha sido por un lado la miopía y la dejadez por el otro lo que no nos ha puesto manos a la obra con mayor ligereza para analizar de manera más o menos escueta los errores y desaciertos pasados, ya que el certero análisis de estos nos permitirá aprender mejor de nuestras posibilidades y conocer también mejor al enemigo. Creemos pues que una de las mejores aportaciones que podemos hacer en este período del conflicto y sin más demora es este análisis, que no por ello dejará de ser incompleto y bajo una percepción obligadamente subjetiva.

Pero creemos que la perspectiva activa que tuvimos dentro de la pasada campaña nos ha permitido poder sacar algunas conclusiones que nos gustaría compartir, con el objetivo principal de ayudar a perfilar estrategias y colaborar a abrir un debate para mejorar la eficacia en estos momentos en los que Amadeu vuelve a desafiar al estado y con ello de forma indirecta, a desafiar al mismo tiempo a la capacidad solidaria y el compromiso activo del abstracto movimiento libertario, a los individuos y organizaciones que se consideren parte de él. Es posible que para algunas personas este escrito carezca de interés o acierto, para otros quizás tenga atractivo el hecho de tocar temas algo delicados y a veces deliberadamente obviados en nuestros entornos, para otros será interesante en la medida que les aporte alguna información que no conocía de antemano o vean en estas reflexiones algunos apuntes de interés desde dónde partir o como aportación a otros debates y reflexiones. Ante todo, nuestro interés es que esto no se quede en las meras palabras, sino que sea material incendiario para pasar a los hechos, para apoyar de la mejor forma al compañero y para seguir conociéndonos en el conflicto a la par que aprendemos sobre el territorio dónde se produce la lucha.

La campaña que se desarrolló durante el verano pasado para apoyar la huelga de hambre indefinida de Amadeu Casellas nos puede proporcionar muchísima información de interés acerca de la eficacia, los recursos, las estrategias, las herramientas y las capacidades del movimiento anti autoritario en el ejercicio de la solidaridad, en este caso con las personas presas.

Han sido escasos y más bien breves los textos de análisis y valoración de dicha campaña. Un escrito muy breve firmado por la “Asamblea de apoyo a Amadeu Casellas en Barcelona”, otro escrito realizado en la publicación Armiarma del colectivo de Gasteiz “Autodefentsa”, una valoración algo más extensa sobre el ámbito de Madrid (cuyas reflexiones pueden ser fácilmente extrapolables a otros lugares) realizada por la publicación “Ruptura”, la realizada por el propio Amadeu y hasta el momento poco más.

Creemos que este necesario ejercicio de análisis tanto individual (realizado por aquellas personas que crean que puedan aportar algo) como colectivo, ha sido infravalorado y descuidado, empezando por quienes escriben esto y ahí está también un punto a reflexionar, pues hemos caído una vez más en un cierto triunfalismo que se ha demostrado desacertado. El hecho de no analizar ni valorar procesos tan interesantes como el anterior periodo de huelga, nos lleva una y otra vez a la pérdida de la memoria más inmediata y por tanto a la inercia, la improvisación, la repetición de errores y la incapacidad para superar carencias organizativas y estratégicas.

Se dejarán de lado en esta valoración muchos aspectos que nos gustaría tratar con más profundidad, pues el interés actual y la prioridad inmediata es centrar el análisis y la aportación en algunas cuestiones que nos parecen son las importantes para ofrecer una visión y opinión propia de lo que vivimos el verano pasado que pueda contribuir a este nuevo periodo del conflicto, ya que estamos un año después en la misma situación, con el agravante de que esta vez la salud de Amadeu está aún más mermada por lo cual el tiempo apremia aún más y todo apunta a que su decisión de llegar hasta las últimas consecuencias si no se le concede la libertad condicional es aún si cabe más unilateral y firme. A nuestro entender la lucha solidaria con Amadeu se debe mover en un ámbito principalmente pragmático pues la particularidad de este conflicto es que si no se gana es muy posible que estemos en los próximos meses llorando la muerte de un compañero, por lo tanto creemos que en los planteamientos debe primar el pragmatismo por encima del idealismo, sin olvidar quién es Amadeu, por qué está en la cárcel y el carácter de preso rebelde, agitador y solidario que se ha forjado durante tantos años de secuestro, pero aquí no nos interesa tanto centrarnos en las ideas anarquistas en sí mismas como por un lado llevarlas a la práctica aplicando el principio de solidaridad y acción directa y por otro explicar por qué es necesario ser pragmáticos y no idealistas en un conflicto tan particular como éste.

Situación previa a la huelga
Hemos de empezar por analizar las consecuencias que tuvo el hecho de que Amadeu no estuviese teniendo un apoyo y seguimiento lo suficientemente sólido y continuado en el exterior que pudiese anticipar con tiempo los recursos y la estrategia a seguir durante el conflicto. Esta carencia de comunicación no es culpa de nadie, pues no se trata aquí de dirimir responsabilidades sobre ninguna persona o grupo, sino más bien animar a una reflexión colectiva sobre la práctica y el compromiso que estamos llevando a cabo las personas y grupos sensibilizadas con el apoyo a luchas de los presos anarquistas o afines a las ideas o a las prácticas.

Las personas más cercanas a Amadeu podrán explicar mejor la situación en la que se encontraban las relaciones personales y de solidaridad con el compañero en ese momento, pero esa escasez de relaciones, igual que con casi todos los presos que desde hace años se han mostrado afines a las ideas y las prácticas anarquistas, provocó ya desde un primer momento desconcierto e improvisación al encontrarnos de repente en una situación extrema por la decisión que Amadeu tomaba, en un mes en el que la mayoría de las personas cesan en sus quehaceres diarios(también en los compromisos políticos y militantes) y van preparando la temporada estival de ocio, viajes y vacaciones para unos y de trabajo y estudio para otros. Para quienes no lo sepan aún, Amadeu había permanecido en huelga durante varias semanas durante el mes de abril y había cesado al obtener una serie de compromisos, llamémosles claramente engaños, por parte del director de Cuatre Camins. De esta huelga apenas hubo reflejo, alguna noticia aparecida en los medios habituales y virtuales y ya está.

Excepto para un escaso número de personas y colectivos, aquella huelga y la situación general de Amadeu, pasó inadvertida. Además, desde una perspectiva más extensa temporalmente hablando, la huelga de junio comenzaba en un momento muy concreto en el que el espacio de comunicación entre la calle y la cárcel apenas existía y dónde nombres como el de Amadeu Casellas se habían dejado prácticamente de escuchar en los círculos anarquistas o contra informativos desde hacía ya tiempo y apenas sabían quién era éste, las personas que vivieron años atrás todo el periodo de luchas contra el F.I.E.S dónde la implicación de Amadeu fue notable como ha quedado recogido en diversas cronologías de aquella época, dónde el compañero participó activamente en las diferentes convocatorias colectivas, además de otras huelgas de hambre individuales que llevó a cabo por una serie de reivindicaciones personales y colectivas.

En un contexto “óptimo”, si algún compañero decide optar por un método de lucha tan drástico y arriesgado, lo mejor sería establecer un periodo previo de análisis, debate y preparación entre esa persona y los grupos de apoyo de la calle. Periodo necesario para construir las bases de lo que pueda ser la estrategia a seguir, tanto en un plano personal como político, mediático, institucional, judicial, etc. También se puede avisar con suficiente antelación al resto de colectivos y personas tanto dentro de las cárceles como fuera, para que vayan preparándose. De esta manera se puede tener cierta previsión y preparación de recursos a todos los niveles, tanto para utilizar por la persona en huelga como las personas que ayuden a organizar la solidaridad en la calle. En este momento nos basta con apuntar esto de forma breve, pues la situación urge ahora mismo centrarse en el momento en que la huelga está comenzada.

Organización de la estrategia y la movilización solidaria
Durante la huelga de Amadeu, fueron muchos los frentes de actuación y acción que se trabajaron para conseguir presionar a los responsables políticos y judiciales de su situación.

Ninguno de ellos puede ir desligado del otro, ya que el conjunto de esfuerzos tenía como objetivo único crear la presión necesaria en dichos responsables para que se sentasen a negociar con Amadeu sobre las reivindicaciones planteadas.
En la huelga que estamos analizando, ese objetivo se logró, si bien los acuerdos alcanzados en dicha negociación no han sido llevados a cabo por el estado, las nueces estaban podridas por dentro, ha sido todo un engaño y eso también es fuente de aprendizaje y análisis.

Si ese objetivo se logró, al margen de los frutos que ha dado o mejor dicho que no ha dado, en primer lugar es porque Amadeu consiguió mantener su método de lucha durante 76 días, poniendo su vida en una situación extrema que incomodaba a los que se suponen garantes de su vida y ejercen tutela sobre ella. En segundo lugar porque las movilizaciones solidarias consiguieron crear un clima de presión y tensión que empujó a los responsables a negociar.

Cuando nos referimos a las movilizaciones no lo hacemos refiriéndonos exclusivamente a las muestras y expresiones solidarias que se realizaron en la calle en muy diversas formas y muy diversos lugares de Catalunya, el estado español y el mundo, que también serán analizadas en su momento. Incluimos y ahora nos centraremos en las iniciativas que llevaron a cabo un reducido número de personas y colectivos coordinadas entre sí que permanecieron casi desde el comienzo de la huelga cercanos a Amadeu y su familia.

Dichas tareas e iniciativas se pueden resumir en lo siguiente:
-Seguimiento directo de la situación personal y judicial de Amadeu
-Apoyo, asesoramiento, actuación jurídica y contacto personal por parte su abogada, amigos y familiares a través de cartas, llamadas y visitas.
-Preparación y difusión de la información y de la situación de Amadeu.
-Mediación mediática.
-Mediación institucional.
-Elección de tácticas y búsqueda de apoyos.

Hacemos hincapié en que dentro de esos grupos y personas existían divergencias a la hora de actuar de una manera u otra, divergencias que gracias al esfuerzo y la necesidad de entendimiento no se pisaron sino que se complementaron. Amadeu demandó la utilización de todos los recursos que se tuviesen al alcance para forzar a los responsables de su situación a escucharle y negociar y eso fue lo que se intentó.

Como aquí se está escribiendo desde la perspectiva que nos ofrece el haber formado parte de ese grupo de personas y colectivos, plasmaremos opiniones propias y valoraciones subjetivas sobre las decisiones y estrategias que se fueron desarrollando.

A continuación vamos a intentar analizar de forma separada las dos estrategias principales que creemos que han sido claves para conseguir sentar a negociar a Serveis Penitenciaris con Amadeu: por un lado toda la campaña de propaganda desplegada y por el otro la mediación y presión institucional.

Difusión de la situación. ¿Quién es Amadeu? ¿Por qué está en huelga de hambre?
-La primera estrategia partía de la necesidad de conseguir que el nombre de Amadeu y su situación de Huelga indefinida se conociese, no sólo en el ambiente anarquista, sino también al resto de personas de la calle y otros ambientes políticos como los jóvenes independentistas y comunistas. Era necesario dar a conocer incluso en el entorno anti autoritario quién era Amadeu para llamar a una movilización solidaria eficaz y también era necesario que el nombre y la lucha de Amadeu llegasen a muchísima más gente politizada o no. Esto era sólo posible a través de dos vías: La movilización solidaria a través de la propaganda y la acción directa y por otro lado a través de los medios de formación de masas.

Las movilizaciones solidarias podrían ser un instrumento eficaz para acercar la situación de Amadeu de manera directa y sin tergiversaciones de ningún tipo, transmitiendo nuestro mensaje de forma íntegra, pero el tiempo corría en contra de nuestra estrategia y era preciso probar al mismo tiempo otras vías más rápidas y arriesgadas en pos de una propaganda eficaz. Aun así durante los primeros 30 días de huelga y nos arriesgamos a decir que los 50, no se consiguieron grandes cosas ni en uno ni en otro terreno.
Vamos a centrarnos en el periodo que comprende desde el 20 de junio al 15 de agosto en el que la movilización por Amadeu era muy débil y la aparición de Amadeu Casellas en los medios burgueses se resumió a varios telediarios de televisiones nacionales y locales catalanas y un breve reportaje emitido en el canal estatal “Cuatro”.

No nos centraremos en las formas comunicativas, ya que sabemos lo que nos podemos esperar de los medios burgueses y apenas podemos afectar, sólo decidir si usarles y a su vez ser usados o no, en un conflicto concreto y tan particular como éste. Pero las formas en que desde los ámbitos solidarios construimos nuestro mensaje y las vías de comunicarlo, sí que se merecen una profunda reflexión y para no extenderme demasiado os remito al análisis y valoración de la huelga que se hizo desde la publicación Ruptura y que analiza varios aspectos en este sentido, por un lado el uso de Internet como medio de información (que sí se analizará en este texto de forma breve) y por otro las elecciones a la hora de diseñar la propaganda: cartelería, pegatinas, pancartas, mensaje, etc.

Habrá posturas muy contrarias a este tema de recurrir a los medios, pero como ya apuntaba la gente de Ruptura de forma certera, esperamos que este necesario debate discurra por los senderos de la estrategia en lugar de irse por derroteros moralistas e ideológicos. Además, antes de profundizar en ese debate, deberíamos mirarnos un poco al ombligo y pensar por qué el conjunto del denominado movimiento libertario no actuó de forma contundente durante la mayoría del período de huelga. Se puede contactar, negociar, pactar, etc con un medio burgués para que aparezca el tema de Amadeu y a partir de ahí uno se ha convertido de alguna manera en rehén de la visión que ese medio dé de la información pues no se va a poder controlar al 100%, se pasa a ser un actor pasivo a merced de los intereses que le lleven a reflejar de una u otra forma una situación concreta, es un riego evidente que se corre y que de alguna manera se decidió correr en algunos casos, pero lo que no esperábamos era tener que perder un tiempo precioso y mucho esfuerzo en intentar movilizar y convencer de la necesidad de ello al conjunto de los colectivos y personas más afines y se supone que comprometidas. Ese vacío nos llevó a algunas personas a ver en los medios burgueses un medio rápido y eficaz con nuestro propósito, que no era otro que sacar del anonimato y la invisibilidad el nombre de Amadeu Casellas.

Necesitábamos que su situación y su nombre llegase a los oídos de muchísima gente, es decir, nos conformábamos con que Amadeu dejase de ser un ciudadano anónimo, que los responsables de su libertad no pudiesen ocultar lo que estaba pasando en el talego primero y en el hospital después y si hubiésemos esperado de forma pasiva a que el conjunto de las “fuerzas” solidarias se agitase, creo que hubiésemos caído en la desesperación, así que se lanzaron todos los anzuelos posibles y no se descartó ninguna forma efectiva para reflejar la situación aunque las pocas posibilidades que aparecieron por ofrecimiento por parte de un medio fueron muy habladas y discutidas, tanto como el vertiginoso ritmo de los acontecimientos permitía y no se perdió nunca la cautela respecto a ellos.

Conclusión respecto al tema de los medios
Si creemos que era necesaria la aparición de Amadeu en los medios burgueses es porque se veía necesario lograr un clima en el que para la administración la muerte de Amadeu supusiese mayor escándalo de cara a la opinión pública que la concesión de algún derecho de los que reclamaba para dejar la huelga y hasta en esto nos embarga cierto escepticismo ya que para la mayoría de la gente es preferible que un preso se muera “voluntariamente” a escuchar que la administración ha cedido ante el chantaje individual de una persona. Por eso fue tan importante incidir en el carácter anarquista de Amadeu, ofreciendo e insistiendo en la parte de su vida más solidaria y comprometida con las luchas obreras y por los derechos y dignidad de las personas presas, no estábamos hablando de “cualquier preso” que al común de las personas no pudiese importar ni sensibilizar, sino de una persona que llevaba más de 20 años encarcelado, con un perfil que pudiese empatizar con la sensibilidad de mucha gente.

Mediación y presión institucional
La otra baza que se presentó sin buscarla era la que nos ofreció el interés mostrado por el diputado por ERC en el congreso de Madrid Joan Tardá y en menor medida Joan Herrera. Este político profesional (hablamos sólo de Tardá) nos puso en bandeja la mediación institucional y la presión en instancias del gobierno y la judicatura catalana inaccesibles para el común de los mortales. Aún con el peligro que conlleva tratar con la clase política del signo que sea, debido a que están infectados de intereses y ambiciones imposibles de calcular, este político ha mostrado siempre su versión más humana, honesta y solidaria. No ha dudado en mostrar su apoyo público a Amadeu, reclamar su libertad y decir esto mismo pública y directamente tanto a cargos de altura en la política judicial y penitenciaria catalana como en prensa, blogs, etc. Aún a costa de generar malestar en el gobierno catalán y rechazo hacia su persona por parte de integrantes y votantes de su partido (sólo hay que darse un paseo por su blog y leer los comentarios de rechazo que aparecían hacia sus escritos de apoyo a la huelga de Amadeu).A medida que Tardá iba confrontándose con parte de los responsables de la política penitenciaria catalana, el malestar y la incomodidad por la situación de Amadeu iba creciendo en el seno de Serveis Penitenciaris.
El conflicto había tenido varias fases: primero había comenzado siendo conflicto personal de un preso contra el monstruo carcelario(y de los otros compañeros que comenzaron la huelga en esas fechas), luego se había convertido en un conflicto político al estar movilizándose a su favor sectores anarquistas, independentistas y autónomos y por último estaba a punto de degenerar también en un conflicto institucional( habría que hacer una lectura prudente de esto, porque sería erróneo interpretar la frase como si nos estuviésemos refiridendo a un conflicto de alturas, estamos hablando desgraciadamente de lo que estamos hablando, de un preso y el conflicto no hubiese ido a mayores por mucho que hubiésemos deseado, por tanto hablamos de conflicto institucional en el momento en que existen divergencia de intereses entre varios estamentos de la política que deberían de estar minuciosamente engranados).

No tenemos ni idea acerca de lo que se haya podido hablar entre miembros de las ejecutivas de ERC, del PSC y del Gobierno catalán, pero es fácil imaginar cómo alguien desde sus propias filas de partido, le pediría a Joan Tardá que se callase de una vez la boca, que no estaba el horno para bollos y menos para generar algún tipo de malestar o enfrentamiento entre miembros de su partido y de la consejería de Justicia y Serveis Penitenciaris en manos del PSC por un preso del que nadie estaba interesado en hablar, sino más bien en silenciar.

Sin atribuirle ningún mérito personal extraordinario a este político, no más que a cualquier solidario o solidaria con Amadeu que en esos días dedicó algo de su tiempo y energía a solidarizarse con él, reconocemos en su implicación una trascendencia fundamental que el propio Amadeu ha reconocido y agradecido, quizás no por sus logros en sí mismos, sino por el efecto colateral que generó su implicación a favor de una solución negociada para conseguir la libertad de Amadeu.

El papel de Internet durante la campaña:
En un momento concreto en el que se veía que la gente no se movilizaba de la forma requerida ante una situación tan grave y viendo que estábamos muy pocas personas y colectivos apoyándole de forma diaria y permanente (Amadeu llevaba más de 30 días en huelga), se apostó desde ciertos medios por llevar una estrategia que intentara visibilizar todo lo que estaba pasando y reflejar las pocas iniciativas que estaban realizándose por anecdóticas que fuesen, desde el convencimiento de que el hecho de que el tema de la huelga de Amadeu fuese un tema de permanente atención en los medios contra informativos, no sólo los virtuales sino también los de edición impresa animaría a más gente a movilizarse.
El papel de Internet y su eficacia nos dibuja un panorama dónde parece que lo espectacular va ganando terreno a lo real y en momentos de conflictos reales, podemos observar claramente de qué pie cojean los cimientos del entorno anti autoritario porque del anti carcelario no creemos que se pueda ni hablar por su actual inexistencia. Se evidenció una carencia organizativa real, unas mínimas estructuras de coordinación y acción. Ante ese vacío, llega la evidencia de que éstas han sido sustituidas por el espacio virtual, que quizá sale a relucir con su máximo potencial en momento así con un destello de noticias breves, imágenes, fotos, videos, etc, pero también saca a relucir la evidente carencia de entramados reales para desarrollar con eficacia las herramientas adecuadas en momentos de conflictos.

Desde una perspectiva general, es fácil observar cómo poco a poco son más comunes un tipo de acciones y respuestas solidarias más enfocadas a su visualización momentánea en Internet que a su realización en sí misma, a que exista una verdadera comunicación y expresión en un espacio y tiempo real. Aun con todo, Internet propició una comunicación muy fluida y veloz entre personas y colectivos solidarios y aportó herramientas solidarias como el envío de faxes, email, etc. Pero como apuntábamos anteriormente, su eficacia en un momento concreto y la decisión de usarlo como un recurso potencialmente interesante y necesario, evidencia la carencia de otros recursos y herramientas más sólidas y estables, reales.

Amadeu como mártir
También pasaremos por encima de forma breve (ya que es un tema que nos ofrece mucho material para reflexionar y analizar sobre el abstracto movimiento libertario actual), sobre un fenómeno que salió a relucir y que es producto también del espectáculo y narcisismo, eso sí, lleno de complejos a su vez, en el que estamos inmersos. Nos referimos al tufo que desprendían algunas iniciativas solidarias y algunas decisiones que se tomaban en las que parecía que lo que se pretendía era enarbolar la bandera anarquista y apoyar a un futuro mártir de camino al martirio antes que apoyar a un compañero preso a obtener su libertad y aprovechar claro está para denunciar una y otra vez el sistema penal en su conjunto tal y como Amadeu había expresado en sus primeros comunicados.

La increíble decisión y constancia de Amadeu creó mucha incertidumbre entre personas cercanas a él y las voces que más experiencia tenían en este tipo de conflictos nos iban preparando para lo peor, avisando que Serveis no cedería y no sabíamos si Amadeu contaba con ello y si tendría la intención de cesar la huelga en un momento de extrema gravedad en el que viese que no conseguiría su objetivo. La huelga llegó a un punto en el que nos empezaba a preocupar más su vida e integridad física y mental que su libertad y no queríamos pensar en una hipotética pero más que posible situación en la que Amadeu hubiese muerto o sufrido problemas de salud irreversibles y nosotros no hubiésemos utilizado todos los recursos a nuestro alcance para evitar dicho desenlace.

Esto nos llevó a algunas personas a adoptar una posición muy pragmática y optamos por apoyar y recurrir al uso de todos los recursos al alcance sin miramientos ideológicos o posturas atrincheradas e inamovibles para conseguir tensar la situación al máximo y contribuir a la presión que hiciese algún efecto en Serveis Penitenciaris.

Retomando la cuestión del “mártir”, se creó cierto clima en el que salían a relucir posturas que daban a entender que creían en la lucha de Amadeu como si él fuese un Jesucristo a punto de inmolarse en pos de la libertad y la anarquía. La consigna “Libertad o Muerte”, se repetía por ahí. Vemos en este eslogan un claro ejemplo de lo que queremos transmitir cuando hablamos de mártires, pero desde aquí invitamos a que quien vea otros ejemplos más claros, los analice por sí mismo y reflexione acerca de lo que decimos. Amadeu no pretendía morirse en ningún momento, ni lo pretende, ¿Quién lo pretende a no ser que tenga tendencias suicidas? Simplemente ha llevado al extremo una estrategia de presión que conlleva un grave riesgo para su vida, pero no creemos que él esté pensando en morirse, más bien en tener confianza en que ese tipo de presión va a funcionar para seguir vivo, alimentar como se alimentó el tema de libertad o muerte es erróneo y es utilizar a Amadeu de bandera…. Una vez más se nos han llenado la boca y las pancartas de aquellas consignas tan fáciles de repetir y tan difíciles de ejecutar, de nuevo cuanto más alto se oye algo, menos se escucha, cuanto más reproducible y asumida es una frase, un eslogan, más lejos se suele estar de llevarlo a la práctica y asumirlo a efectos pragmáticos.

Si todos tenemos tan claro que un buen anarquista debe adoptar un compromiso por la libertad o la muerte y nos es fácil y frívolo utilizar dichos eslóganes, ¿Por qué no le plantamos cara al estado con todas sus consecuencias? Hoy por hoy por suerte o por desgracias las cárceles no albergan a un grupo importante de presos libertarios, más que nada porque casi todos tenemos más o menos claro que un combate a muerte, un desafío con todas las consecuencias para nuestra vida, como el que plantea Amadeu, nos fulmina en un periquete del mapa, a unos encerrándoles a otros matándoles y a la gran mayoría haciéndoles cagarse de miedo y reconducir su vida hacia otros menesteres…

Por lo tanto, habría que ser más honestos y prudentes, porque el problema es que quizás nuestro narcisismo acomplejado nos lleva a creer en otros como Amadeu lo que no creemos en nosotros mismos, así que mejor que otros hagan de mártires, de banderas, que yo ya me encargaré de ondearlas. Ahí es dónde reside la asunción de Amadeu como un mártir, en que asumimos como nuestra su drástica postura de lucha y admiramos su valentía, aquella que nos falta a nosotros, con lo cual nos dedicamos a hacer nuestra su lucha y no habría nada de malo en ello si no fuese porque se llega a utilizar su trágica situación para vender una moto gripada, que suena mucho, pero anda poco.

Esto no quita que entendamos que dicha frase pueda parecer chocante y pueda generar una reacción inevitable en quien la lee, es cruda y directa y eso movería algunas personas a usar dicho eslogan pero como hemos avisado anteriormente nos hemos centrado en ella porque es un ejemplo claro, pero no por ello tienen menos crítica otras formas de elevar a una persona en este caso a Amadeu al lugar de mártir, hasta ese lugar dónde poco importa ya si Amadeu está vivo o muerto, sino el favor que le ha hecho a nuestras ideas.

Llevar la discusión sobre los métodos y estrategias a usar para ganar este conflicto a un terreno exclusivamente ideológico, buscando una concordancia absoluta entre la afinidad de Amadeu a las ideas anarquistas, y lo que desde las organizaciones anarquistas viene considerándose como “malo” o “bueno”, “coherente” o “incoherente” a la hora de plantearse un conflicto y su lucha, es un error puesto que el margen del que se disponía no era el deseable para practicar con purismo religioso y de forma exclusiva las prácticas de lucha propias del anarquismo, sino que aquí había un factor que iba claramente en nuestra contra y presionar y conseguir los objetivos exclusivamente a través de la acción directa y la movilización internacional hubiese probablemente tardado más tiempo en surtir efecto del que Amadeu podría haber aguantado en huelga de hambre. Además, de lo que se trataba era de que Amadeu y los responsables de la política penitenciaria se sentasen a negociar y ahí es donde estaba la práctica de la acción directa, Amadeu era el interesado y él era la persona que directamente hablaría y negociaría sobre su vida y sus intereses o bien sus interlocutores avalados por él mismo, El movimiento solidario sólo tenía (no era tarea fácil)que ayudar a generar las condiciones necesarias para que ese encuentro entre las partes se diese y sobre todo en la medida de lo posible con un desequilibrio de fuerzas a nuestro favor.

Desarrollo de la huelga de hambre y fases de la movilización generalizada
Volvemos a los postreros días del mes de junio, con Amadeu en huelga de hambre indefinida y los primeros comunicados y noticias apareciendo. La mayoría de la gente anarquista no sabe ya quién es Amadeu Casellas, al resto le importa bastante poco y los que faltan están de vacaciones o currando….en fin, un panorama desolador para buscar apoyos. Así transcurrieron muchos días y semanas y se perdió un tiempo precioso, más cuando lo planteado es una lucha a contrarreloj. Es frustrante recordar cómo Amadeu estaba decidido a arriesgar su vida en una lucha sin cuartel donde el apoyo exterior era clave y que ese apoyo exterior era prácticamente inexistente. Más frustrante aún era saber que esta inexistencia y pasividad no se debía a una falta de información, de tiempo, de recursos, de conciencia, etc, sino a una falta de sensibilización, iniciativa, coordinación, antelación y decisión en la mayoría de grupos y personas del ámbito en el que se pensaba que sería más sencillo movilizar, es decir el ámbito anarquista y anti autoritario, los grupos de apoyo a presos, los sindicatos anarquistas, los centros sociales y espacios autogestionados, etc

Pero a partir sobre todo del 50º día de huelga hambre, las iniciativas solidarias crecen a un ritmo vertiginoso y se comienzan a reflejar en los medios virtuales todo tipo de acciones, iniciativas y movilizaciones solidarias que si bien no sabemos el alcance que tuvieron en la calle a nivel real, en los medios de contra información y los espacios físicos anarquistas y antagonistas habituales tuvo una presencia abrumadora.

Hacía tiempo que no se vivía una movilización tan continuada (hablamos tan sólo de 3 semanas) y diversa por un conflicto como el planteado por Amadeu que pronto se extendió a nivel internacional. De repente se vuelve a constatar que existe una capacidad real de movilización anarquista a escala no sólo estatal sino también mundial, ya que fueron numerosísimos los actos y muestras de solidaridad llevadas a cabo en Europa y América sobre todo. Hablamos de anarquistas aún sabiendo que las movilizaciones solidarias fueron secundadas por otros grupos como los independentistas, comunistas, trotskistas, etc. Pero hay que reconocer que en su mayoría fueron iniciativas que venían del mundo libertario. Pero faltaríamos a la verdad si no subrayamos que muchas tendencias ideológicas y sociales diferentes como los independentistas catalanes o los comunistas y los abertzales, así como grupos garantistas y legalistas mostraron en mayor o menor medida apoyo a la lucha de Amadeu. Sólo habría que reseñar que algunos de estos apoyos fueron más nominales que otra cosa como el apoyo mostrado por los colectivos de ámbitos muy diversos que firmaron el manifiesto, algunos de los cuales sólo mostraron dicha solidaridad a través de una firma colectiva en el documento.

Análisis y auto crítica de esa capacidad de movilización y sus formas
Esta movilización tan abrumadora al menos tal y como se reflejaba en los espacios virtuales ya que en la calle seguía siendo algo que no pasaba de anecdótico (no así en Barcelona y Catalunya donde sí se consiguió extender la movilización a infinidad de lugares y también se consiguió que el conflicto tuviese una presencia continuada en la calle a través de actos, acciones, cartelería, pegatinas, pintadas, etc y en alguna medida podemos decir que en Madrid también aunque esta presencia llegó muy tarde.) también tenía sus carencias y debilidades, un enfoque mal planteado y poco centrado o mejor dicho, poco concentrado.

La improvisación con la que empezó todo, continuó en gran medida durante todo el periodo de huelga, condicionados por un lado por los nuevos acontecimientos que iban surgiendo cada día (nuevas resoluciones judiciales, nuevas informaciones, etc) y por otro por la inexperiencia en un conflicto de esta magnitud, pues ahora mismo nos queda muy lejos una huelga tan salvaje con decisión de llegar hasta las últimas consecuencias planteada por un preso afín al anarquismo y que por lo tanto nos tocase a todos los libertarios de cerca.
Esta improvisación y la falta de un análisis estratégico profundo, nos condujo a la realización de sinfín de iniciativas y muestras solidarias que en su gran mayoría tenían un carácter exclusivamente propagandístico y que poco podían ofrecer como instrumentos de presión más allá de la propia propaganda, que no en pocas ocasiones se quedó en una auto-propaganda, gestos auto referenciales y de cara a la galería virtual, ya que apenas servían para informar y sensibilizar a mucha gente de lo que estaba sucediendo y se quedaban en acciones que eran vistosas solamente en las páginas habituales de Internet.

Nos faltó ser más agudos en la definición de los objetivos a presionar y la elaboración de una estrategia solidaria que fuese asumida por un lado por el movimiento más ideologizado y comprometido y por otro lado por el común de las personas que se fuesen sensibilizando con su situación. Un intento de esto último fue la iniciativa del manifiesto solidario que fue una herramienta solidaria meramente virtual y con carácter nominal que aglutinó a más de 400 firmas a favor de la libertad de Amadeu. Si bien por un lado, volvemos a lo mismo que antes, en un momento concreto dicha iniciativa es interesante y útil al poder mostrar una larga lista de colectivos sociales y políticos de toda índole (como anécdota decir que llegaron a escribir al correo del manifiesto para sumarse empresarios, sindicatos de CCOO, UGT, etc) posicionados a favor de la lucha de Amadeu de cara a la prensa, etc.

También evidencia la imposibilidad de conseguir otro tipo de solidaridad real más allá de una simbólica firma que en muchos casos habrá tranquilizado conciencias a lo sumo. El ejemplo del manifiesto podría valer como paradigma de la solidaridad del siglo XXI y los peligros que conlleva la espectacularización de la solidaridad, una solidaridad real sustituida por versiones descafeinadas que se encaminan hacia el espectáculo y la pasividad más que hacia el terreno de la práctica y la acción real. Con todo, lo que más nos interesa no es realizar una crítica a algunas de las iniciativas llevadas a cabo in situ porque como se ha apuntado, en esa situación extrema sirvieron para algo o para mucho, sino que lo que vemos necesario es plantear una reflexión sobre la incapacidad para crear otros medios y canales para expresar la solidaridad y el apoyo que no nos lleven a recurrir a unos métodos de los que habría que hacer uso bajo una reflexión previa.

*El texto está escrito en lenguaje masculino por comodidad a la hora de escribir.
Aún así el sentimiento con el está escrito es anti sexista
Estáis todos, todas y todes incluidas en el texto.
Salud y fuerza. Abril de 2009.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: