[Diego Ríos] Segundo comunicado

Esto es ojo por ojo y diente por diente. (1)

Muchos son los sentimientos y motivos que me llevan a redactar algunas ideas y subirlas a la web. Antes que todo quiero agradecer y apoyar fraternamente todas la muestras de cariño y las acciones de solidaridad insurrecta acontecidas en el último tiempo (y las que vendrán, por qué no). Para mi y todxs aquellxs quienes compartimos el deseo de destruir esta sociedad de pasivos esclavos, siempre es grato, excitante y enaltecedor de la moral saber de los desafiantes y constantes ataques al poder llevados a cabo por grupos e individualidades, que a pesar de lo agudo del contexto represivo, en cualquier parte del mundo, no agachan la cabeza, continuan poniendo en práctica la peligrosa fuerza de la libertad y no la guardan cobardemente bajo la cama, a la espera de mejores tiempos.

Inevitable se hace reflexionar, y muchxs lo hacen ya como una acción más, en torno al escenario en el que se desenvuelven nuestras vidas/lucha (binomio inalienable para los enemigos del orden existente) pues, compartir y aprender experiencias de otrxs e intensificar cautelósamente las propias, se hace sumamente necesario para evitar los errores y deserciones que ávidamente espera la represión. La consecuencia, el aprendizaje histórico y la imaginación son parte de un arsenal, que nos puede dejar en buen pie para no deternernos nunca; pues, si bien nos enfrentamos, entre muchas cosas más a un aparato tenológico/militar, de igual manera debemos combatir en nosotrxs mismxs el conformismo y miedo con el que la sociedad (y todas su expresiones moralistas, reformistas, intelectuales, de consumo, etc.) busca sometermos. Todxs aquellxs que nos negamos a ser cómodos cómplices y nos enfrentamos a toda forma de autoridad y explotación, debemos a diario reafirmar el adverso sendero que elegimos y demostrarnos a nosotrxs mismxs que somos dignxs del objetivo al que apuntamos.

Para mí, son varios meses ya en los que he debido actuar con el mayor sigilo posible, evitando las pesquisas del aparato policial que se mueve tras de mi, pues tengo la certeza de ser la excusa mediática perfecta, con la que el Estado-Capital intentará devolver la falsa seguridad y el dominio absoluto de la vida, burlado por tantas siluestas anónimas, a diario, en todas partes. Estoy seguro de que el aparataje policial no tiene la ingenua sospecha de que al capturarme desarticule alguna organización terrorista, aunque no me extrañaría que figure entre los argumentos. Saben que tras de mi no existe ninguna estructura permanente ni rígida, no en vano intentan comprender teóricamente los grupos de afinidad y la organización informal, y creo que sería un error subestimarlos. Hoy se me persigue porque se me quiere inmovilizar, quieren, con un castigo ejemplificador para mí, frenar la propagación de una idea insurrecional que lleva necesariamente a la práctica. Se me persigue porque practico y promuevo un modo de vida que destruye las bases del orden impuesto, porque soy parte de una fuerza dinámica y difusa, que crece y pone de manifiesto que no todxs nos conformamos con sobrevivir dentro de la sumisa rutina de la explotación, que no aceptamos la vida como un obligatorio y monótono trámite dentro de lo que se nos permite, que habemos muchxs que no buscamos diálogos ni concesiones con la autoridad, sino que apuntamos a su destruccion total.

Si hoy mi voluntad/fuga es expresión de lo franqueable o vulnerable que puede ser el control del sistema, de las diversas maneras de enfrentar la coerción de nuestra voluntad o el sometimiento de la sociedad, quiero expresarlo abiertamente. Del mismo modo, reafirmar mi libre opción de vivir en clandestinidad, lo que no significa para nada “haberme ido para la casa”, continúo negándome a que la vida esté bajo el dominio del poder económico, político, policial o cualquier otra forma en que éste se exprese. Sigo obstinado con el afán de hacer del conjunto de la vida una guerra contra el mundo existente, lo que representa un tremendo desafío para cada unx y aquellxs con quienes se decide enfrentarlo. Creo en la necesidad y consecuencia de ser testimonio vivo de la negación de este mundo. Siguen, la propaganda por el hecho y la solidaridad, teniendo el mismo valor para mi, que al igual que yo se mueven lejos de las atractivas luces del espectáculo del capital. Los errores y descuidos que he cometido me llevan a esta circunstancia en la que opto por mantenerme alejado de todxs a lxs que amo y de todo lo que formaba parte de mi cotidianidad, pues, han significado un proceso de autocuestionamiento y aprendizaje personal, y hacen que hoy deba hacer esfuerzos adicionales por mantenerme lejos de las garras de nuestros enemigos; Para mí todo ha cambiado, pero los sentimientos y fuerzas sólo se han hecho mas fuertes.

Desde el lejano rumbo que recorro, espero que mis palabras sean, de algun modo, apoyo y expresión del cariño para todos mis compañeros y compañeras, para todxs dentro y fuera de los muros de las cárceles, que forman parte de una fuerza y energia de inagotable lucha.

Por ultimo saludo alegremente todas las acciones de ataque al poder y esperando que continuen, me despido.

Nota: (1) ¿O le queda alguna duda Subinspector Ismael Andrade?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: